Yo tambien

mayo 09, 2014

El tiempo no cambia a las personas… las desenmascara

7 años después…

Ellos me buscaron. Unos por las redes, otra personalmente. Recordamos así que había existido un nexo. Hubo silencio, lágrimas, desconcierto. El tiempo solo hizo la pausa necesaria para escuchar la otra parte. Esa, que unos cuantos quisieron tapar o en caso extremo,  dar su versión al mejor estilo de un cuentacuento pero de adultos.

Fue entonces como todo lo conversado a sotto voce por un largo período, empezaba a tener sentido. Ahora estaba sentada frente a familiares de Él. Era mi turno de hablar.

¡Hola! Soy Belkis. El propósito fundamental de este blog y especialmente de la sección  ‘Mi historia’ nunca ha sido revolcarme en el sufrimiento y quedarme atrapada en un largo capítulo de mi vida hasta enfermarme o más triste aún, perder la capacidad de pensar y sentir por culpa del pasado. Nada más lejos de la realidad. Siempre lo he dicho  “Lo hago como complemento de mi tarea, creo que puede servir a otras personas en la medida que se vean reflejadas”. Toda esa época quedó atrás, ahora la vivo ‘fuera’ de mí.
En 'Mi Historia' tengo muchos cuentos

La verdad es que hace muchos años, después de unos cuantos errores y algunos frustrados intentos de acercamiento hacia la contraparte, perdí interés alguno hacia eso. ¡Ah! recuerdo que di JAQUE MATE y me dediqué a crecer. Más una nunca sabe por dónde salta la liebre y ya ven, cuando menos lo pensaba y sin esfuerzo alguno, se dio uno de los más bonitos y civilizados encuentros con primos y sobrinos ‘putativos’. Ellos buscaban la otra cara de la moneda.

Cuento esta anécdota para todas aquellas mujeres que después de haber tenido una relación abusiva les resulte absolutamente ‘normal’ querer explicarle a la familia del ‘ex’  lo que le ha pasado, de manera de sentirse apoyada o por lo menos comprendida. Traducido al día a día: eso no es signo de debilidad; por el contrario, indica que eres muy valiente y que estás dispuesta a defenderte ¡Claro! siempre y cuando lo hagas desde la decisión y no de la carencia. Sin embargo, déjame decirte que en ese momento la mayoría de las veces es un acercamiento fallido. Siento desilusionarte por ello.

                                                             La espiral del silencio

Hablar de este tema resulta antipático porque a ver ¿quién quiere cuestionar los valores idealizados de la familia?

Le suena la frase ‘no se ha portado bien, pero hay que entenderlo’…pues bien, hay una serie de ideas preconcebidas acerca de la violencia doméstica que no ayudan a comprenderla. La violencia no es una infección, ni es algo excepcional y minoritario, sino que es algo muy común y  no en vano es el crimen encubierto más extendido por el mundo. De esta forma puedo hacer una larga lista que más que afirmaciones parecen términos sacados de un pacto de coalición.

Flashback:
Conversar con la prima/comadre me hizo conocer  los comentarios de la familia que justificaban un mal proceder o que ignoraban la seriedad de la situación, y más triste aún la posición de los que ‘estiraban la verdad’ para que la mujer se viera culpable – o sea yo-  y de alguna manera responsable por el abuso ¡plop!

No me sorprendió para nada saber que Él se había convertido en un cuentacuentos…pero de adultos. Esto permitió que la gente siguiera con su vida sin tratar de ayudar y el verdadero protagonista de la historia quedara en absoluta clandestinidad. Es que ya me lo imagino en su afán por demostrar que es una persona  de cierta forma cuando realmente no lo es y tal vez no lo sea nunca.

Confieso que mientras nos servían algo de comer y  escuchaba a los interlocutores era como un déjà sentí  ¿Por qué me sentía tan patética? ¿Cuál es ese afán de querer vivir la vida sin criterio? Lo que si les aseguro es que, escucharles la cantidad de pendejadas que se montaron  por tanto tiempo no era solo recalcar la desigualdad de sexos que existe en nuestra sociedad sino la capacidad de tolerancia ante tanta violencia. ¡Protesto!

Y volé en el tiempo: “Qué importa si ella piensa de lo que puede hacer más allá de los confines del hogar. Su papel está ahí en la casa”. O mejor algo así: “Puede estar educada pero no tanto”… ¡¿Cómo creen?!  Eso ya era sospecha que podía estar activa en áreas pecaminosas.

Y ni que decir de lo que se esperaba de mi ‘respetar y obedecer a mi esposo’ porque no hacerlo y querer pensar un poco más allá había sido una posición egoísta a quien no le importaba la familia y  ¿emular la independencia del resto de las mujeres de la familia política? seguramente se había considerado como un acto de mujer envidiosa; es decir, por donde se viera la regla era mantenerse sumisa.

El que Él  fuera típicamente y exageradamente celoso, posesivo y verbalmente abusivo hasta llegar a los extremos físicos,  no pasó –aparentemente- por la cabeza de ninguno de los miembros de esa familia, es más, la idea no era sostenible hasta que yo lo dije.

La violencia no es algo excepcional y minoritario. El silencio la refuerza.
Nuestra cultura, nuestras normas sociales trabajan de manera conjunta para hacer que unos hombres abusen y que unas mujeres sean abusadas. Eso sí, hasta que despertamos. Y allí  tuve que decirles que la batalla ya no podía seguir teniéndola contra Él, que evidentemente lo criaron mal, sino conmigo para lo que YO realmente quería ser. Además, no iba a seguir tratando de enderezar lo que sus padres le torcieron desde la infancia.


Fast forward:
No se confundan,  si bien es cierto que la ruptura conyugal da lugar a una  buena parte de la violencia doméstica en nuestra sociedad, no es menos cierto que no es el divorcio en sí el causante de tantos atropellos sino las ideas obsoletas de dominio del hombre sobre la mujer.

La familia tiene un importante papel en la transmisión de valores, que pena que  muchos descendientes paguen precios muy altos por la  ‘astucia’ de uno  o de varios de sus miembros y su falta de sentido común.

No hay ninguna duda de que fueron tiempos difíciles. Ese puede ser tu caso, sí, el tuyo, que me estás leyendo en este preciso momento. Como para muchos es muy difícil admitir que su hijo, hermano, primo, tio tiene un problema de maltratador, el silencio social sobre esta conducta la refuerza.

No pienso  moralizar a nadie, ni más faltaba. Simplemente creo haber logrado mi cometido y aunque no todos pensamos igual y eso es absolutamente respetable,  dejar saber - a través de un análisis sereno-  que hubo  una ruptura con serias y muy marcadas  connotaciones abusivas con consecuencias legales, migratorias, económicas, morales, emocionales, entre otras,  puede  permitir  a quienes les interese, ser más flexibles y a la vez tener una perspectiva más amplia de la historia.

 Ahora hay que reconocer que existe la opción  que algunos miembros de la familia –pasada la etapa de violencia- se encuentren en una posición mejor para aceptar y entender lo que pasó. Es importante también recordarles que aunque  no hay dos casos iguales y las experiencias personales varían, somos espejos. Si lo seguimos ocultando ¿cómo vamos a combatirla? ¿Habráse visto una actitud más conformista e imbécil?

Qué tal si de ahora en adelante comenzamos por enseñarles a nuestros hijos a no sentir que, por tener los mismos sueños, aspiraciones y capacidades somos una verdadera amenaza social. Del resto fue una velada sabrosita pues me enteré de un montón de cosas. Era inevitable. Que si el trágico desenlace de fulano, como que sutano ya tiene tantos hijos, la ex esposa de mengano está..., etc., En fin, un rollo tragicómico digno de esa misma familia ¡Ay Dios y con todo lo que yo he evolucionado en este largo tiempo!

Según mi modo de ver las cosas, el tiempo no cambia a las personas…las desenmascara.

Esta frase me vino perfecta para mi escrito

Me fui con la sensación de haber visto por lo menos en esta chica (la niña dulce que dejé, ahora casada y madre de familia) a una mujer modernizada huyendo del machismo patológico, inmaduro y obsoleto de sus antecesores. Creo se puso en mis zapatos.

A los que estuvieron ausentes y ahora regresan a mi mundo, ésta soy yo.  Welcome to the club!


Feliz fin de semana y ...Nos seguimos leyendo en la red…!!! 

2 comentarios :

  1. Maria ismenia Marcanomayo 09, 2014 8:14 p. m.

    Excelente ejemplo soy una de tus fans y admiradora y orgullosa de verte ayudando a esa causa tan importante como la violencia domestica. Que Dios te bendiga .

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi prima bella. Me encanta saberte por aca y que me apoyes. Un abrazo

    ResponderEliminar

Los blogs son para opinar y sentirnos libres. Para lograr una buena dinámica agradezco hacer comentarios apropiados, ajustados a la temática; de lo contrario, NO serán publicados.